Totvs e iTag se unen para fortalecer el segundo mayor case de RFID del mundo

brascol totvs portalerpf5 e5083 2

Sin fallas ni errores de lectura, la solución consiguió doblar la facturación de la empresa, haciendo con que el tiempo de checkout sea más rápido.

Es considerado hoy el segundo case más grande del mundo en RFID, Bradescol, mayorista de la moda bebé apuesta en la tecnología de radio frecuencia de iTag en unión con el ERP de Totvs como alternativa para reducir pérdidas y aumentar la rentabilidad. Sin fallas ni errores de lecturas, la solución consiguió doblar la facturación de la empresa, haciendo con que el tiempo de checkout por mayor sea más rápido y proporcionando seguridad en stock.

En un artículo publicado por Totvs, la gerente de ventas, Ana Verucia menciona que la solución desplegada junto con iTag posibilitó tanto al cliente Bradescol cuanto al grupo mayorista una reducción record de tiempo en el checkout de la compra; convirtiendo el proceso en consolidación de nuevas ventas.

“El cliente sabía que gastaba mucho tiempo en el checkout, entonces optó por comprar un número menor de piezas. Además, si quería saber cuánto gastaría, entraba en una cola de lectura de código de barras. Si opta por cerrar la compra, aquella lectura era descartada y él tenía que entrar en una nueva cola para pagar», dice. Con la solución Totvs e iTag, el tiempo de espera en cola ha reducido a segundos, proporcionando más velocidad y más control al cliente.

Eso solo fue posible, porque la solución encontrada para aliviar la demanda de Bradescol fue la creación de un portal comprueba- precio, que posibilitó al consumidor el acceso de cuanto gastaba, sin sacar los productos del carrito de compra.

Para Bradescol, la solución Totvs e iTag proporciono al cliente y para la empresa saber cuánto estaba gastando, con sólo una lectura de comprueba-precio –portal con cuatro antenas de RFID que lee el contenido en seis segundos y muestra la cantidad y el precio de los artículos del carrito. “A partir de ahí, para cerrar la compra es una cuestión de minutos”, completa, Antonio Almeida, superintendente de la mayorista.

Según Almeida, con eso las reclamaciones por retraso en el checkout han reducido a casi cero. Para que esto funcione, fue necesario identificar todos los productos dentro de la tienda con una etiqueta codificada. El mismo sistema adoptado para la venta por mayor ha sido utilizado por Bradescol para control de inventario interno, o sea, volumen de mercadoría que entra y sale del centro de distribución.

“ Hoy, 100% de las mercadorias que entran en la tienda son comprobadas en portáis de iTag y la entrada en el stock se hace automáticamente en el sistema Totvs. Después de este proceso, las piezas son reenviadas directamente al área de las ventas –todo en el mismo día. Además, el inventario se realiza en forma rotativa, eliminando la necesidad de cerrar la tienda por un día para que eso sea hecho”, concluye Almeida.